Desde el vestuario...con Manuel Berdegué.

Desde el vestuario…con Manuel Berdegué

Año nuevo, capitulo nuevo de ‘Desde el vestuario’. Con la llegada del 2019 y el final de la primera vuelta llega el turno para el jefe de este vestuario: Manuel Berdegué, Manolo para los amigos.

Nuestro técnico antes de ser entrenador también disfruto de este deporte como jugador. Arrancó su andadura cuando era infantil en el colegio de Valencia en el que estudiaba. En categoría juvenil pasó a dirigir ese equipo compaginando los papeles de jugador y entrenador. Y pese a que disfrutó mucho de esa etapa, Manolo recomienda que la vida como jugador se alargue todo lo que se pueda porque no hay nada más interesante que jugar.

Manuel Berdegué se dirige a las jugadoras del Madrid Chamberí. Foto: CARLOS BELTRÁN.
Manuel Berdegué se dirige a las jugadoras del Madrid Chamberí. Foto: CARLOS BELTRÁN.

Tras su paso por el CV Valencia, el CV Gandía y el CV Escolapias como jugador y entrenador, dio un salto en su carrera como técnico y comenzó a entrenar a la Selección Nacional de menores tanto masculina como femenina, más tarde a la Selección Nacional Junior, de nuevo tanto masculina como femenina, hasta finalmente llegar a la Selección Española absoluta femenina. Una vez concluido su periplo por los equipos del combinado nacional, antes de llegar al Madrid Chamberí, Manolo también dirigió a equipos como Mintonette Pozuelo, Haro Rioja Voley o el Universitario de Guadalajara.

Una vez concluida la primera temporada del Club Voleibol Madrid, Manolo fue el elegido para dirigir a nuestro equipo en la siguiente campaña. “Tuve una reunión en la estación de Atocha con el presidente. Necesitaban entrenador y me lo ofrecieron. Una vez dentro, el ambiente del grupo me gustó. Y si sigue siendo estimulante volver a encontrarse para entrenar, vamos bien”, asegura el técnico.

Con este curso, serán tres los que nuestro técnico cumpla como jefe de este vestuario y así ha vivido la evolución tanto del club como del equipo de Superliga. “El club se va estructurando y aparecen más personas empujando. Todavía creo que va a remolque de necesidades porque todo está siendo muy rápido. En cualquier caso, mantienen la esencia fundacional y eso es bueno. Por su parte, el equipo ha ido cambiando en plantilla, se han incorporado diferentes jugadoras, pero sigue siendo un grupo con espíritu amateur que se atreve a una apuesta profesional”.

Manuel Berdegué, manteado por la plantilla del Madrid Chamberí. CARLOS BELTRÁN

Además, el técnico se atreve a contarnos cómo han sido sus tres años al frente de este equipo. “El primer año creo que acceder a jugar la Copa Princesa y Fase de Ascenso fue un logro deportivo inesperado. El segundo, ganar la Copa Princesa, ir a la Fase de Ascenso y ascender, supuso un año de consolidación prematuro. Y este año, competir en la máxima categoría es un reto importante. No va a ser fácil, pero sólo se mejora si los retos son difíciles. Ya sea inesperado, prematuro o difícil… la realidad es que estamos donde estamos y no hay otro lugar mejor para seguir creciendo”, afirma Manolo.

Como bien cuenta nuestro entrenador, a lo largo de la corta, pero intensa, vida de este club la plantilla ha ido cambiando, pero el éxito se ha mantenido. Y de esta manera explica el técnico los triunfos logrados por este conjunto. “Éxito significa resultado, en especial feliz, de una empresa, acción o de un suceso. Pues la clave del resultado en especial feliz de una empresa, acción o suceso siempre es colectiva. Si todo el mundo siente el proyecto como propio y aporta en la medida de sus posibilidades, el grupo funciona. Si una jugadora que no ha jugado un solo punto en un partido importante está viviendo el partido con la intensidad de la titular que tiene que cerrar el punto, el grupo va bien. Si los equipos de categorías inferiores se emocionan al ver jugar al equipo de arriba, el club va bien. Si la transformación de un grupo amateur, en grupo semiprofesional no deja a nadie en el camino y el proceso es natural, vamos bien. La percepción del éxito es más importante que cuantificar en qué consiste”, nos confiesa Manolo.

Con Manolo al frente, este equipo logró ganar una Copa Princesa, clasificarse para la Fase de Ascenso por segunda vez consecutiva y ascender a la máxima categoría del voleibol nacional. Y aunque el reto es complicado, nuestro entrenador tiene claro cuál es el objetivo de este equipo para esta temporada: “Siempre hablamos de cada partido. No queremos renunciar a competir con quien sea. Pero, está claro que nos vamos a ver envueltos en una batalla de 5 equipos por 2 plazas de descenso. Y es una batalla tan digna como la de quedar campeón”.

Y con la primera vuelta de la Liga Iberdrola concluida, nuestro técnico cuenta sus sensaciones: “He visto un equipo dinámico, con ganas de competir y no siempre con la madurez necesaria para plasmarlo en resultados. Pero, excepto en un partido, veo más cosas positivas y mejorables”.

Manuel Berdegué dirigiendo a Madrid Chamberí en la Copa Princesa 2017 (Gijón)
Manuel Berdegué dirigiendo a Madrid Chamberí en la Copa Princesa 2017 (Gijón)

Con el inicio de la segunda vuelta este sábado en Menorca, Manolo nos relata lo que espera de esta segunda y definitiva fase de la temporada. “Espero que mi equipo consolide una manera de jugar que sea atractiva y que pueda competir con cualquiera en esta categoría. La segunda vuelta determinará nuestra posición en la tabla. Lucharemos en casa con los equipos de «nuestra liga» que, lógicamente, se han reforzado. Nos toca apelar a nuestra cancha y nuestra afición… necesitamos hacernos fuertes en casa”.

Y para agradecer la labor de aquellos que cada sábado se desplazan hasta el Estadio Vallehermoso para animar a nuestras chicas, Manolo tiene un mensaje: “Es una gozada notarlos en casa. Los vamos a necesitar en esta segunda vuelta. Y para un equipo joven como es el nuestro, la confianza también pasa por verse en el escenario adecuado, y necesitamos mucha complicidad desde enero a marzo para poder seguir siendo equipo de Superliga. Necesitamos que nos ayuden y queremos que se sientan partícipes”.

Ahora echemos la vista atrás. Hace justo un año, nuestro equipo levantó la Copa Princesa en Lugo. Tras un espectacular partido frente a Elche en las semifinales, nuestras chicas se plantaron en la final frente al anfitrión y tras un duro encuentro llegó el primer título de la historia de este club. Así recuerda Manolo aquel partido. “La Final era un duelo complicado. Veníamos de ganar una semifinal muy difícil contra el presunto favorito, y cuando se desatan las emociones es difícil saber cómo va a resultar el día siguiente. Recuerdo un primer set agónico y una caída en el 2º que pudo costarnos cara. Y, recuerdo el momento que remontamos el 4º y ya parecía claro que se ganaba”, recuerda Manolo.

Manuel Berdegué con la mascota del Madrid Chamberí. CARLOS BELTRÁN

Pero el técnico también nos cuenta cómo vivió ese fin de semana al completo. “Creo que fue una experiencia muy intensa. Este equipo quería ganar la Copa Princesa. Era un objetivo. Y, los desafíos deportivos se trabajan al límite de tus posibilidades y generan muchas endorfinas y también miedo y frustración. El cóctel de sensaciones se agita y se sirve caliente en la cancha. Y, la competición te pone en tu lugar. Y cuando se consigue, es un momento difícil de explicar. Y, no hay diferencia en ser campeón de Europa o campeón de la tercera división. Las sensaciones son las mismas. Pero, este grupo quería el reto. Asumir un reto es dejar claro que quiero ganar, que no hay excusas. Y, que asumo lo jodido que es perder, y puede ocurrir, también forma parte del espectáculo”, asegura.

Hasta aquí la experiencia de Manolo como técnico del Madrid Chamberí hasta el momento, aún queda toda la segunda vuelta para ver si las sensaciones y objetivos de nuestro técnico se ven cumplidos a final de temporada. Pero antes quiero hacerle una última pregunta. No tiene nada que ver con nuestro club, pero no podía concluir esta entrevista sin conocer la opinión de Manolo sobre el logro conseguido por los dos combinados nacionales de clasificarse para el próximo europeo. “Me alegro mucho por los deportistas y técnicos que lo han protagonizado y por el voleibol español. Creo que debe servir para poner las bases de las selecciones nacionales como estandarte de todo el voleibol nacional. Tenemos nuestro voleibol en el mejor escenario europeo. Y, nos representan a todos. También es bueno asumir que queremos estar siempre entre los 24 mejores equipos europeos. Y, competir en los europeos sentará las bases para acercarnos al segundo nivel europeo. Y, ahí está el posible objetivo de los próximos 4 años. Cuando eso ocurra, hablaremos del primer nivel europeo y mundial”, concluye Manolo.

Tras conocer a nuestro entrenador, el próximo día llegará el turno para otra de nuestras jugadoras. ¿Quién será la siguiente? No te pierdas el próximo miércoles el siguiente capítulo de ‘Desde el vestuario’.

Laura Calvo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y ofrecerte así una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar