Desde el vestuario - Mariana Thon - Club Voleibol Madrid

Desde el vestuario…con Mariana Thon

Una semana más aquí estamos y cada vez queda menos para que llegue a su fin. En este capítulo de ‘Desde el Vestuario’ conoceréis a la última jugadora del Superliga. Se incorporó al equipo a principio de temporada tras cruzar el charco. Ella es Mariana Thon y viene desde Puerto Rico.

Mari creció rodeada de voleibol. Su madre jugó en la Universidad de Puerto Rico y sus hermanas mayores también practicaban este deporte. A ella le encantaba ir a verlas jugar y con cuatro años decidió participar en su primer campamento de voleibol. A los ocho años, viviendo en Houston, formó por primera vez parte de un club. Houston Jrs fue su primer equipo, ya que pese a ser más pequeña le permitieron jugar con el sub-12. Antes de mudarse cambió de equipo y jugó en el club donde su madre era la entrenadora.

Campus de Verano 2019 - Club Voleibol Madrid

Campus de Verano 2019 – Club Voleibol Madrid

Con trece años volvió a Puerto Rico y comenzó a formar parte del AVDOT, club en el que jugaba su prima, en Dorado. Con ese equipo quedó campeona en varios campeonatos nacionales además de quedar primeras a nivel nacional en Estados Unidos en la categoría sub-14. A los diecisiete volvió a Houston y compitió con el Texas Tornados. Formando parte de ese equipo recibió una beca de la Universidad de South Florida y otra de Texas Christian University. Finalmente se decidió por la de Florida porque le garantizaban que iba a jugar de colocadora, ya que en la de Texas la querían cambiar de posición y que fuera líbero.

Una vez concluida su etapa en Estados Unidos, donde se graduó en Comunicación Interpersonal, comenzó a jugar en la Liga Superior de Puerto Rico en las Vaqueras de Bayamón. Esa temporada, tras un año muy competido ganó el premio de novata y mejor colocadora del año.

Tras esa temporada, regresó a Florida y se quedó embarazada. Decidió no jugar durante ese año y se entregó a su embarazo y su futuro hijo. En marzo de 2012 nació Liam, “la parte favorita de mi vida (como así me lo explica ella). Tardó seis meses en recuperarse y tras un año y medio fuera de las pistas volvió a jugar en la escuela superior de Guaynabo en Puerto Rico, donde la permitieron entrenar para ir cogiendo poco a poco la forma física hasta estar lista para volver a competir.

Mariana Thon, en una acción del partido. CV CCO 7 Palmas

Mariana Thon, en una acción del partido. CV CCO 7 Palmas

Una vez al 100% jugó tres temporadas en Carolina, una en San Juan y con Bayamón disputó la Copa Federación, aunque debido al huracán que se vivió ese año en Puerto Rico, la liga fue suspendida. Fue entonces cuando decidió atravesar el Atlántico para probar en la liga española y concretamente jugar en la Ciudad de Madrid, lo que le llevó a aterrizar en nuestro equipo.

El equipo ya contenía su personalidad (su entidad mágica). Me pude relacionar bien con las jugadoras al igual que con el entrenador. Tenemos todos algo en común que es amar este deporte y sobra decir que cada persona en este club es especial. Me hicieron sentir como en familia desde el principio y eso lo valoro muchísimo”, asegura sobre su adaptación al equipo.

Además, Mari también tuvo que hacerse a su nueva ciudad. Pero siendo Madrid su destino no tuvo problema en enamorarse de la capital. “Al tener esa buena dinámica con el equipo, todo lo demás fue más fácil. Y Madrid es una gran ciudad que me impresiona mucho y donde todavía me faltan rincones por conocer. Aunque como el metro me lo sé de memoria, sobrevivo”.

Una vez adaptada al equipo, llegó el momento de empezar a competir en la Liga Iberdrola. Nuestra colocadora asegura que excepto en el ámbito cultural, el resto es muy diferente a lo que había vivido como jugadora en Puerto Rico:La liga española es más grande, más equipos, más jugadoras, en comparación a Puerto Rico que es una isla pequeña. Excepto en lo cultural que es bastante similar, sobre todo en las rivalidades entre los equipos”.

Mariana Thon coloca de rodillas ante la mirada de Silvia de las Heras y Alejandra Olalla. CARLOS BELTRÁN

Mariana Thon coloca de rodillas ante la mirada de Silvia de las Heras y Alejandra Olalla. CARLOS BELTRÁN

El final de la liga se acerca y Mari considera que el equipo ha competido bien, aunque tiene un gran margen de mejora. “Siempre tuvimos claro que la liga sería un reto. Pero, todavía pienso que tenemos mucho que dar. Quiero ver a mi equipo crecer, evolucionar, madurar, y tener más expectativas de nosotras mismas compitiendo con rivales superiores. Y creo que en los dos partidos que quedan tenemos otra oportunidad de hacerlo”, afirma la colocadora.

Quedan dos finales y el equipo sabe que tiene que dar el 100% para lograr el objetivo de la salvación, aunque Mariana no duda de que se conseguirá: “Preparadas, presentes en el momento, y luchando sin miedo. Claro que sí lo lograremos”. A lo que añade: “Afrontamos los dos partidos que nos quedan con mucho respeto al rival, no va a ser fácil, pero para eso estamos aquí. Y sé que mi equipo tiene hambre de ganar”.

En este primer año en España, Mari no solo ha debutado en la Superliga sino que también formó parte del All Star que se disputó en Valladolid, donde se reunieron las mejores jugadoras de la máxima categoría del voleibol español. Así nos cuenta como fue su experiencia: “El All Star fue un evento súper organizado. Fue bonito conocer a los demás equipos de la liga. Me encantó que se llenara el estadio de Valladolid de jugadoras juveniles de la Copa de España”.

Mariana Thon realiza una finta ante la mirada del bloqueo rival. CARLOS BELTRÁN

Mariana Thon realiza una finta ante la mirada del bloqueo rival. CARLOS BELTRÁN

Como no podía ser de otra manera, Mariana también tiene palabras de agradecimiento para todos aquellos que cada fin de semana se acercan hasta Vallehermoso para animarnos. “Su voz, su ánimo y su presencia vale demasiado para nosotras. Se agradece siempre el apoyo incondicional”, expresa.

Su primera temporada en España llega al final y así ha sido el año de Mariana en Madrid: “En muy poco tiempo se puede hacer mucho en esta ciudad. Para mí ha sido positiva la experiencia de aprender y vivir de otra cultura. A mi hijo nunca se le olvidará la experiencia que ha tenido aquí de su colegio, de sus amigos, hasta de compartir con nosotras”.

Por último, nuestra colocadora se despide con una palabra. Ante la indecisión de elegir una frase que le defina porque son varias las que le gustan, Mari ha optado por contarnos su palabra favorita, RESILIENCIA que es la capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a situaciones adversas.

Hasta aquí Mari. La habréis visto con el 3 a la espalda repartiendo el juego de nuestro equipo. Y como todo, aquí también llega el final. Así que la semana que viene, último capítulo de ‘Desde el Vestuario’. No es complicado saber quién será la última…

 

Laura Calvo

Campus de Verano 2019 - Club Voleibol Madrid

Campus de Verano 2019 – Club Voleibol Madrid

Este sitio web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" y ofrecerte así una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar